Buenas noticias para el sector del juego las que llegan desde Filipinas, con la resolución judicial que ordena la otorgación de una licencia para la construcción del Casino Manila Resort.

 
Marca
Características
Juega ya
Clasificación
Bono

1

enzo_logo
  • Bono de bienvenida
  • Casino en vivo
  • Muchas tragaperras

250% de hasta 1500€ + 50 Tiradas Gratis

2

888casino_es
  • Navegación web
  • Programa VIP
  • Casino multipremiado

Hasta 500€ de Bono + 88€ Gratis

3

circus_casino
  • Bono gratis de 5€
  • Hasta 90 tragaperras
  • Fabulosa ruleta en vivo

Bono del 100% + 5€ Gratis

4

casino_estrella
  • Web intuitiva y sencilla
  • Acepta pagos en Bitcoin
  • +100 tipos de tragaperras

Bono del 100% hasta 100€

5

vive_la_suerte
  • 5€ gratis para jugar
  • Ruleta en vivo 24/7
  • Modalidad real y demo

Hasta 300€ de Bono + 5€ Gratis

¿QUIÉN ES QUIÉN EN EL SECTOR DEL JUEGO FILIPINO?

La disputa sobre la otorgación o no de la licencia temporal se ha jugado a tres bandas. En un lado se encuentra la PAGCOR, el organismo estatal regulador del juego y que tiene competencias similares a las de la DGOJ para, entre otras, otorgar o denegar licencias de juego a casinos online en España.

Por otro lado, se encuentra el Tribunal de Apelaciones, un organismo con competencia para revisar las sentencias y dictámenes judiciales, al que había acudido el tercer actor de este triángulo: la empresa inversora Waterfront.

Waterfront Philippines Incorporated es una sociedad de empresas dedicadas a la inversión en el sector del turismo, el ocio y la hosteleria y que cuenta con experiencia previa en el sector del juego con el Waterfront Cebu City Hotel and casino y el Waterfront Mactan Island Hotel and Casino, ambos en Filipinas.

EL TRIBUNAL DE APELACIONES TOMA PARTIDO POR WATERFRONT

A principios de diciembre, el Tribunal de Apelaciones anunciaba su sentencia por la cual se ordena a PAGBOR que otorgue la correspondiente licencia autorizando a la empresa Waterfront para la construcción de un resort de hotel y casino en Manila.

Además, y considerando que la licencia inicial había sido solicitada -y denegada- desde agosto de 2017, el mismo tribunal condenaba a la PAGBOR a abonar una compensación de 100.000 pesos filipinos en forma de daños y perjuicios, así como otra de 100.000 más en forma de daños ejemplares.

De esta manera, Waterfront cuenta con el último requisito que necesitaba para la construcción de un nuevo casino en Manila, una ciudad de referencia en el juego y ocio del sudeste asiático.

FILIPINAS, UNA ECONOMÍA LIGADA AL JUEGO

El sector del juego filipino juega un destacado papel en la economía nacional, con unos ingresos brutos derivados de los casinos que aumenta significativamente ejercicio tras ejercicio.

Los resultados financieros de 2017 arrojaron un importe de 17.000.000 pesos filipinos, cifra un 7,6% superior a los 15.800.000 pesos recaudados en 2016. Las expectativas de los analistas para 2018 siguen apuntando a un crecimiento sostenido, basado principalmente en el incremento de ingresos de los operadores online conocidos en el país como POGO (Philippine offshore gaming operators).

Los denominados POGO, que aceptan únicamente usuarios residentes fuera del territorio nacional y que están copados por operadores chinos, podrían doblar sus ingresos respecto al 2017, tal y como declaró recientemente Andrea Domingo el CEO de PAGBOR.

WATERFRONT DEBERÁ COMPETIR CON OTROS CASINOS DE MANILA

Una vez vista la luz verde y, en caso de seguir adelante con el proyecto del Manila Casino Resort, Waterfront deberá ofrecer un producto y servicio que le destaque ante la nutrida oferta de hoteles casino ya existente en la ciudad.

El gigantesco Resorts World Manila, con sus tres plantas dedicadas a casino, máquinas tragaperras y juegos de mesa, está ampliamente establecido y reconocido, además de contar con la ventaja de una inmejorable ubicación cerca del aeropuerto.

Si hablamos de estándares de calidad, Las Vegas es un referente y el Solaire Resorts and Casino del Entertaintment City Manila ha conseguido alcanzarlos. Situado en la zona de Parañaque City, cuenta con 300 mesas de juegos y más de 1.000 máquinas de slots, lo que nos da una idea aproximada de sus gigantescas dimensiones.

El gobierno, de la mano del PAGBOR, es no solo parte reguladora en el sector, sino que también ejerce de accionista, inversor y operador. Una muestra de ello es el Casino Filipino, el buque insignia del PAGBOR, situado en la zona de Ermita y que cuenta con zonas de juego divididas en 3 plantas, así como diversas sucursales en las principales ciudades del país como Angeles, Bacolod, Cebu, Davao, Malate, Olongapo y Tagaytay.